Protesis de Rodilla

Complicaciones de Protesis de Rodilla

Los riesgos y complicaciones en el reemplazo de rodilla por una prótesis son similares a aquellos asociados con todos los reemplazos articulares. La complicación más grave es la infección de la articulación, lo que ocurre en menos del 1% de los pacientes. La trombosis venosa profunda se produce en hasta un 15% de los pacientes, y es sintomático en un 2-3%. Las lesiones nerviosas ocurren en el 1 a 2% de los pacientes. El dolor persistente o rigidez ocurre entre el 8 y el 23% de los pacientes. El fracaso de la prótesis se produce en aproximadamente el 2% de los pacientes dentro de los 5 años.

Existe un mayor riesgo de complicaciones para los pacientes con obesidad mórbida después de pasar por el reemplazo total de rodilla. Estos pacientes deben ser advertidos de estas complicaciones para así tratar de bajar de peso antes de la cirugía.

Las fracturas peri protésicas son cada vez más frecuente con el envejecimiento de la población de pacientes y pueden ocurrir durante la cirugía o después de la operación.

La rodilla a veces no puede recuperar su rango normal de movimiento (0 – 135 grados, por lo general) después de un reemplazo total de rodilla. Gran parte de esto depende del funcionamiento pre-operatorio. La mayoría de los pacientes pueden lograr desde 0 hasta 110 grados, pero puede tener lugar rigidez de la articulación. En algunas situaciones, la manipulación de la rodilla bajo anestesia se utiliza para mejorar la rigidez post-operatoria. También hay muchas prótesis de fabricantes que están diseñados especialmente para ser de alta flexibilidad, ofreciendo un mayor rango de movimiento.

En algunos pacientes, la rodilla es inestable después de la cirugía y se disloca hacia el lado externo de la rodilla. Esto es doloroso y, por lo general, tiene que ser tratado mediante cirugía para realinear la rótula. Sin embargo, esto es muy raro.

En el pasado, existía un riesgo considerable de un aflojamiento de los componentes del implante con el tiempo, como resultado del desgaste. Mientras que la tecnología médica ha mejorado en los últimos años, este riesgo se ha reducido considerablemente. Los implantes de reemplazo de rodilla ahora puede durar hasta 20 años, con un promedio frecuente de entre 10 y 15 años.

© 2011. Todos los derechos reservados | http://www.protesisderodilla.org