Protesis de Rodilla

Ejercicios de Fisioterapia para Protesis de Rodilla

Después de someterse a una artroscopia de rodilla, es importante comenzar a hacer ejercicios de la rodilla de inmediato para recuperar la fuerza y el rango de movimiento completo. Los ejercicios iniciales no deben en su naturaleza de soporte de peso, sino que deben centrarse en fortalecer suavemente los músculos que rodean la rodilla, así como aumentar la amplitud del movimiento articular.

Como siempre, usted debe, antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, hablar con su cirujano ortopédico. La mayoría de los médicos aprobará un programa temprano de rehabilitación; sin embargo, otros le pueden pedir que espere una semana o algo más después de la operación de la prótesis para comenzar con los ejercicios.

Inicialmente, usted experimentará algo de hinchazón y molestias en la rodilla durante un par de días después de la operación. Al principio, usted con seguridad sentirá un suave estiramiento durante la realización de los ejercicios, pero no debe experimentar ningún dolor. Cualquier actividad que cause un malestar significativo, deberá interrumpirse inmediatamente. Los siguientes ejercicios son apropiados para realizar inmediatamente posterior al implante de la prótesis de rodilla. Los movimientos deben ser suaves y firmes. Evite el rebote o los estiramientos.

Contracción de cuadriceps. Recuéstese sobre su espalda en una superficie plana. Coloque una toalla enrollada debajo de su tobillo. Presione el tobillo hacia abajo, sobre la toalla. Esto provoca que la rodilla se enderece. Enderece la rodilla tanto como sea posible y mantenga la posición durante cinco segundos. (Evitar cualquier tipo de movimiento de rebote) Relájese y repita 10 veces más.

Contracción del muslo. Acuéstese boca arriba con las rodillas dobladas en un ángulo de 10 a 15 grados. Sin mover la pierna, levante el talón en el suelo. Esto hará que los músculos de la parte posterior del muslo se contraigan. Sostenga durante cinco segundos. Relájese y repita 10 veces más.

Series para glúteos. Acuéstese boca arriba con las rodillas dobladas en un ángulo de 10 a 15 grados. Apriete los músculos de los glúteos juntos. Mantenga esta posición durante cinco segundos. Relájese y repita 10 veces más.

Levantamiento de pierna extendida. Recuéstese sobre su espalda en una superficie plana. Doble la rodilla de su pierna sana (la que no fue operada) a un ángulo de 90 grados con el pie plano sobre la superficie. Mantenga la pierna afectada directamente sin la rodilla doblada. Lentamente levante la pierna unos 15 centímetros sobre el piso, contrayendo los músculos frontales del muslo. Mantenga esta posición durante cinco segundos. Lentamente baje la pierna hasta el piso. Relájese y repita 10 veces más. La rodilla de la pierna levantada debe permanecer recta durante todo el ejercicio.

© 2011. Todos los derechos reservados | http://www.protesisderodilla.org